Vivian Maier, la mentira

Vivian Maier, exposición
fotografía, exposición, Vivian Maier

Nos demuestra Joan Fontcuberta, que es más fácil, crear un fotógrafo que no existe y exponer una obra inexistente, vendiéndola en museos, no creo que se haya atrevido a venderla a coleccionistas, pero todo se andará. Que un autor nóbel llegue a ese olimpo de algunas salas.

Al final qué nos vende J. Fontcuberta, como buen experto en marketing que ha sido, nos vende ilusión, nos vende aquello que queremos comprar. Aunque luego demuestre que todo ha sido falso, que ha sido un montaje.

A ti te toca averiguar, si es o no cierto. Tú tienes la palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *